¿Qué es el autoboicot? Cómo te estás poniendo la zancadilla a ti mismo

 En blog, Educación emocional

Seguro que en más de una ocasión has sido tú mismo/a quien se ha puesto una barrera frente a una situación concreta. Es perfectamente  normal sentir miedo ante el cambio o en algún momento determinado del proceso de  toma de decisiones . El problema llega cuando dejas que el miedo esté presente en tu día a día.

Si a menudo te repites a ti mismo/a “no puedo”, “no valgo nada”, “no estoy a la altura”, “voy a fracasar” o algún otro comentario de tipo irracional que te machaca constantemente, probablemente te estés autoboicoteando.

El autoboicot es la tendencia a ponerse obstáculos a uno/a mismo/a,  lo que se hace en la mayoría de las ocasiones de una forma  totalmente inconsciente.

Cuando me boicoteo a mi misma, estoy impidiendo u obstaculizando mi propio progreso, ya sea a nivel personal, profesional o incluso en el ámbito de las relaciones sociales. De alguna forma, me estoy limitando a la hora de conseguir aquello que, a su vez, me aterra no conseguir.

En ocasiones el autoboicot puede estar ligado a un exceso de perfeccionismo o incluso a una autoestima poco saludable. Las personas excesivamente perfeccionistas llegan a considerar que lo que hacen nunca está a la altura de lo que se espera y se exigen de manera prácticamente inasumible.

De igual manera, las personas con baja autoestima, suelen infravalorarse y repetirse comentarios del tipo “no sirvo para esto”, “no sé hacer nada”, “seguro que me sale mal” y, por lo tanto, se autoboicotean constantemente.

También podemos identificar como situaciones en las que me hago autoboicot aquellas en las que me creo inferior respecto a los demás, soy excesivamente pesimista o me enfado conmigo mismo con frecuencia, entre otras.

¿Cómo puedo dejar de autoboicotearme?

Aunque el pesimismo te acompañe, puedes dejar de hacerte autoboicot trabajando tu parte emocional. Estas son algunas claves para dejar de hacerlo:

  • Trata de identificar el origen de tu miedo. El miedo te paraliza y te impide avanzar, por lo que conocer el motivo por el que sientes miedo es clave para poder entenderlo y gestionarlo. Una vez lo entiendas y vayas aprendiendo, comenzarás gestionarlo de mejor modo.
  • Ponte objetivos que sean realistas y alcanzables. La inseguridad ante un objetivo que sientes que te queda grande te genera más ansiedad y desmotivación. Diseña un plan de acción para conseguir tus objetivos y avanza a tu ritmo. Cada pequeño paso en firme que des, tendrá un efecto positivo sobre tu autoestima y tu motivación.
  • Escríbete a ti mismo/a. Trabajar tu diálogo interno te ayudará a conocerte mejor, a identificar las creencias o pensamientos irracionales que te limitan continuamente y te permitirá potenciar ideas más realistas y objetivas.
  • Ten presente siempre aquellas situaciones adversas en las que superaste las expectativas a pesar de que, en un primer momento, pensaste que no lo conseguirías.

Si quieres dejar de autoboicotearte, puedo ayudarte a conseguirlo. Como profesional de la psicología te facilitaré todas las herramientas necesarias para que aprendas a gestionarte mejor con todo ello  y puedas vivir de manera más plena sin volver a ponerte la zancadilla.

Últimas entradas

Dejar un comentario