5 estrategias para tener más motivación y afrontar el día a día con más energía

 En blog, Educación emocional

¿Te gustaría estar con más motivación? ¿Ser capaz de generar cambios en tu vida? ¿Estar abierto a nuevos retos?

Hay estrategias que pueden funcionar para hacernos sentir más motivados y más abiertos a lo que va viniendo, para tener nuevos retos e ilusiones. Ven a descubrirlas y comienza a cambiar tu vida:

5 tips para que tengas más motivación

La motivación es la fuerza mental que nace en tu interior y te ayuda a tomar decisiones rápido, con mayor iniciativa y determinación. Te ayuda a resolver obstáculos, ir acercándote a tus metas y lograr tus objetivos.

Claro que, para ello, debes seguir estas estrategias:

  • Ten un pensamiento positivo: focalízate más en los aspectos útiles de la situación, más que “enredarte” demasiado en lo negativo y en los “posibles obstáculos”. Eso te ayudará. Trata de abandonar la queja y prestar más atención a lo que tienes, a las cosas que te motivan y te hacen feliz, interpretando lo que venga de la mejor manera posible.
  • Marca objetivos realistas: establece objetivos realistas, si te marcas objetivos inabarcables y poco  realistas estarás abocado a frustrarte a menudo al ver que no llegas, que nunca estás “a la altura” de las expectativas que te marcas. Marcar objetivos realistas, e incluso dividirlos en fases te ayudará a hacer más fácil y llevadero el camino, a continuar y a conseguir las metas marcadas. Disfruta del camino y del aprendizaje que éste está suponiendo para ti. Eso sin duda aumentará tu disfrute y motivación presente y futura.
  • Sé constante: para conseguir lo que te propones, necesitas apoyarte en la constancia. Necesitas trabajar cada día y dar un paso, por muy pequeño que sea, para estar más cerca de cumplir con tu objetivo. Si lo dejas, cada vez te costará más retomarlo y conseguirlo.
  • Los problemas forman parte de la vida: que ningún problema te hunda. Todas las personas tienen problemas y muchas de ellas verdaderamente graves. No puedes venirte abajo porque de repente te surja un problema y te ahogues en él. Debes aprender a hablar y a solucionarlos, a que no se apoderen de tu vida y te impidan avanzar.
  • Si lo necesitas, pide ayuda: “No es fuerte quien no necesita ayuda, sino quien tiene el valor para pedirla”. Cada vez más personas rompen su resistencia y se abren. Comprobarás que en ocasiones acudir a un profesional de la psicología puede ser el empujón que necesitabas para empezar a cambiar los aspectos de tu vida que no te gustan, “desatascarte” de una situación que te tiene paralizado o ayudarte a ser mejor y más feliz. No pierdas más tu tiempo peleando contra un muro. Puedes cambiar.
Últimas entradas
Mostrando 2 comentarios
  • Tomas
    Responder

    Mi madre tiene un tic nervioso y q es eruptar y no tiene como quitárselo. Ustedes llevarían este caso. Gracias

    • Noelia Pérez
      Responder

      Hola Tomás. Tratamos tics nerviosos. Puedes ponerte en contacto para más información.
      Un saludo y gracias.

Dejar un comentario